Posts Tagged ‘Musa de Luna’

Lluvia en París

abril 13, 2008

Gota a gota.
Latidos de melancolía,
En espesura cálida de sueños,
Donde yace fría y olvidada, una buhardilla,
Que ríe en llanto, bajo la lluvia.

Gota a gota.
El colchón, rasgado en recuerdos,
El piano resignado, la armónica disléxica,
Y el arpa, descojonándose,
Con su sonrisa, también rota.

Gota a gota.
Con sus libros sollozando contra el viento,
Danzando, con almohadas desplumadas,
Que recuerdan, una fuga quebrada,
Al malabarismo, de un perchero sin sombreros.

Gota a gota.
Lienzos nunca pintados, preguntándose
Que pigmento se olvidó, prestidigitación.
Tal vez, tintineos de un cuco adormilado,
A la sombra, de una hermosa palabra.

Gota a gota.
Como maquina de escribir, tan desdicha.
Que solo abrazó, zócalos y quimeras
De persona, en estado de poeta
Ebrio, en dunas eternas, en deseos ahogados.

Gota a gota.
Dormita un billete de ida, a ninguna parte
Que tal vez algún día, mantas y abrazos
Broten en deseo, latigazos de pasión,
Entre las carcajadas, de la madera.

Gota a gota.
Ante un desierto de miradas,
Donde muere, el maullar de los gatos,
Las caricias, los besos…
Pero aún viven, los sueños.

Gota a gota.
En inerte ruido ya convertido, por lo nunca recordado.
Se desvanecen suavemente, los susurros,
De la hermosa lluvia,
de París…

Ciclo “Musa de Luna
Por Ignacio Navas.

Terrón de azúcar, en café caramelo

abril 13, 2008

Entre los ligueros de los sueños,
Sonríe una sonrisa, resignada,
Chapoteando junto a adoquines ebrios,
Que confundí, con sueños.

Como bufanda de caramelo,
Para mariposa, con sombrero,
Que nunca, quiso bailar,
De la que sus deseos, no se hacen realidad.

Posos en el vacio café,
Que tal vez son, nenúfares de ciudad, peces,
Sobre un negro mar, recubierto de estrellas,
Donde naufragan los sueños.

Un arpa mira de reojo, con envida,
Entre paredes sonrojadas,
Desconchándose, en música de piano,
En sonatas, de lo nunca recordado…

Al final, jinete negro con estela de polvo.
Historia repetida, sarcástica aburrida,
Canción de cuna, para tren de cercanías
De una armónica, oxidada y sinestética.

Los árboles, escucharon nuestros susurros,
Quizá, sonreía una princesa,
O Acaso, todo fue una gran quimera agria,
En la que soñé demasiado, quedando endulzada.

La musa marchó
Dejando un corazón zafio, a tímidos y fríos sorbos
Con tatuajes de desamor en un cielo sin estrellas,
Donde los gatos corretean, en huellas de dunas.

Siempre quedara, arcón de madera.
Bañado en trementina,
Que adorna un largo caminar,
Preguntándose, por qué quisiste besar las estrellas…

Porque siempre serás, terrón de azúcar, en café caramelo.

Ciclo “Musa de Luna
Por Ignacio Navas.

Luna Llena

marzo 24, 2008

Bailas desnuda, entre sabanas de seda
Te muestras, te ocultas, me tientas.
Como una gata, libre.

Las palabras, ya no quieren extirpar,
Cristales rotos y quebrados,
Maniatados, por el tiempo.

Susurran, como mil demonios,
En dársenas arenosas, dunas.
Letanías, lloran en letargo.

Anhelo, belladona extraviada,
Calidez presente, luna llena.
Ardor, fantasma divagante.

Dime, que siempre bailaras,
Que no se posan pájaros sobre tus desiertos,
Que la historia, también llora…

Musa de Luna,
Haz que llueva de nuevo.
Que llueva en París.

Ciclo “Musa de Luna
Por Ignacio Navas.