Posts Tagged ‘Fagocitación’

Fagocitación I

mayo 3, 2008

Nadie sabía muy bien el papel del otro, pero estaba claro que todos queríamos chuparnos con pajitas el cerebelo. Yo me encontraba ahí, caído de la nada, fagocitando un trozo de pizza, a la vez volante de procraz bólido, las más de las veces suave masa de doble cara. Pedíamos a Jano, el Dios de los finales y los comienzos, un medio de transporte. La noche se cerraba como una cama plegable mientras unos cuerpos se retorcían en una solución ocupacional muy mona. El yantar todavía no había salido del armario camino a mis fauces. Y ahí estaban: el fotógrafo, su modelo y un tipo que asomaba a unas faldas encanecidas. Yo ofrecía mi cabeza al politeísmo de los corazones, necesitábamos regresar, como se dice, a casa.

Y gemíamos -yo solo- y pedíamos, y escribíamos -muy mal- alguien hizo alguna que otra foto. Alguien dijo que dos líneas inacabadas es un verso, que una idea paralizada es una fotografía y que al fin y al cabo, la última pincelada la da el tiempo. Andábamos con los relojes atados al cuello, y los segundos pesaban, pesában mucho. Íbamos de culo con la hora. Si Bukowsky levantara cabeza… No estábamos lo suficientemente jodidos.

Yo llevaba la imagen que nos podía salvar. Yo solo traje la imagen, ellos hicieron esto:

Título: Natillas con suspiros de monja. Receta casera. Para 6000 mill. de personas aprox. Ingredientes: N, T y R.

Sí, no teníamos nada mejor que hacer.

Aviso para lectores:

El Cabaré Voltaire es una enfermedad de fácil contagio, fagocitadora de todo tipo de imbecilidades. El Cabaré Voltaire es el grito por la contradición una y luego cero. Nadie ha visto esto, pero siempre puede salir a la venta. Precio de salida: 20 cent. Los precios de la vida son gratis, pero somos especuladores. Cabaré Voltaire es el bufete de abogados en tu nuca, es un revolver descargado que hace sonidos. Toda imagen será adorada. Nuestros símbolos son claros: Abogamos por el bigote, la perilla y el masajea-coños. Viva el Cabaré, digo muera. Y sobre todo,
no se os olvide la receta de la abuela:
-Pan de Oro
-Cuenco majo
-100 gr de harina
-Agua bendita
-(Tercera) pierna de santo

Bon Apetit!

E.C.